miércoles, 25 de junio de 2008

Brian Griffin, un perro blanco



El otro día viendo un episodio de Family Guy titulado "Don´t make me over", en el cual Meg sufre un cambio radical y termina convertida en una especie de Britney Spears hubo un momento en el cual se hizo referencia a una película que hace años que no veo: White Dog.

Family Guy está plagada de referencias, muchísimas, algunas a veces se nos escapan, otras nos suenan de lejos, aunque la inmesa mayoría son reconocibles y ahí reside parte de la gracia de la serie. En un momento del episodio Brian, el perro blanco de la familia, le ladra sin motivo aparente al mánager negro de Meg. Acto seguido se disculpa ansioso diciendo que esa tendencia a ladrar a los negros la había heredado de su padre. Mi novio no pilló la referencia así que se la expliqué. Haciendo un poco de memoria me doy cuenta de que en la serie se van dando indicios, de cuando en cuando, de que Brian es un racista. A pesar de que su relación con Cleveland es bastante buena y de que salió con una chica negra a veces se le escapan comentarios y actitudes que le delatan. Pero todo tiene su explicación cuando te das cuenta, a pesar de lo evidente que es, de que Brian Griffin es un perro blanco.


Para aquellas menos informados en el año 1982 el director Samuel Fuller dirigió una película titulada "White Dog". El guión era un mano a mano entre el propio Fuller y Curtis Hanson. La música corría a cargo de ese gran genio que es Ennio Morricone. La película era bastante corta, no llegaba a los noventa minutos creo.

La película narra como Julie (Kristy McNichol) adopta a un pastor alemán blanco al que había atropellado. El perro y la mujer establecen una estrecha relación, le hace compañía y la protege ( el perro la salva de un intento de violación y robo en su casa). Pero pronto el mejor amigo del hombre empieza a mostrar signos de extrema violencia y agresividad, también celos hacia el novio de la chica. A pesar de que le recomiendan que lo sacrifique Julie decide darle una última oportunidad al perro y lo lleva a "El Arca de Noé" un lugar donde se amaestran animales para el cine. Allí es donde Julie descubre la terrible verdad sobre el animal. Se trata de un perro blanco, es decir, un perro que ha sido entrenado desde pequeño para atacar a la gente negra. Keys (Paul Winfield) acepta el encargo de reeducar al perro, aunque avisa que si no lo consigue tendrá que matarlo. A partir de este momento presenciamos el entrenamiento al que somete al animal para intentar salvarlo. Todos sabemos que la culpa no es del perro sino de la gente (racista) que le entrenó para llevar a cabo tan cruel cometido. Por cierto, Keys, es negro.


Keys es un hombre fuerte que ha conocido lo peor de la vida, que sabe lo difícil que es sobrevivir, que intentará salvar al animal a cualquier precio pero consciente de que si no lo consigue deberá acabar con su vida cosa que no le gusta porque lo ideal sería coger al cabronazo que transformó a ese hermoso animal en un arma contra los negros. La dueña del perro no termina de creerse lo que pasa, es una persona vive en un mundo perfecto, donde las cosas malas ocurren. Y lo que más te impacta es la aparición del auténtico dueño del perro, un anciano adorable acompañado de sus nietas, que aparece para reclamar a su bienquerido animal. Cuando ves a ese hombre, totalmente normal, simpático incluso piensas en cómo ha podido llegar a eso. En que clase de bestia se oculta bajo la apariencia más amable, en las dos nietas que seguramente también han sido aleccionadas para odiar lo diferente. Tremendo.


Personalmente considero esta película la última gran obra de Fuller, y aunque breve, debemos ser capaces de apreciar la maestría con la que aborda un tema a priori tan delicado. La obra es una reflexión sobre el segregacionismo en USA, sobre la violencia, la maldad, dejándote atrapado en la silla. Es una película que rezuma desesperación y pesimismo en cada plano. Es seca, directa y desgarradora y todo lo que pasa es fluido, no hay tiempo al descanso ni a la duda. El animal nunca duda, ataca, responde a los estímulos externos.

White dog es una peli antiracista, una de las que más me ha gustado tengo decir. En 25th hour de Spike Lee, se hace un homenaje a este película en el prólogo.

Así que ahora ya sé por que Brian es un perro blanco. No es casualidad.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails