sábado, 30 de agosto de 2008

Los amigos de Peter


Hace nada he vuelto a ver una película que me gustó mucho en su momento y que a pesar del paso del tiempo sigue arrancándome una sonrisa y también alguna lagrimilla. Se trata de Los amigos de Peter de Kenneth Branagh (1992).

La película cuenta como Peter (Stephen Fry), tras heredar la enorme mansión de su padre, decide reunir un fin de semana, el de fin de año a sus mejores amigos: Maggie (Emma Thompson), Andrew (Branagh) y su esposa, Sarah y su nuevo rollo y Roger (Hugh Laurie) y su mujer Mary (Imelda Staunton). Les acompañan en la casa Vera, el ama de llaves, y un mozo. La película recuerda ligeramente a Reencuentro de Lawrence Kasdan del año 1983.



Se trata de una comedia con toques dramáticos que tuvo muy buena acogida y supuso un fuerte impulso a la carrera de Branagh. La película nos muestra ese reencuentro entre viejos amigos, amigos que compartieron sueños, relaciones, ideales y vemos como el tiempo les ha cambiado, como la vida les ha llevado por unos caminos que tal vez no eran los que hubiesen querido recorrer. Como han sufrido y como la amistad que les une es la tabla de salvación a la que se pueden aferrar para superar los malos momentos y disfrutar de los buenos. Lo que se suponía que era una fiesta, una celebración de su amistad se va tornando lentamente en un mar de miserias humanas y reproches. Aún así los personajes intentan continuar adelante. Por momentos divertida, irónica y sarcástica, pero también incómoda y con muy mala leche.


El cast al completo

Esta era la tercera película de Branagh, debo admitir que siempre he sentido especial debilidad por este hombre así que tal vez no sea muy imparcial al hablar sobre la película. Aunque también parece una pequeña reunión de amigos que decidieron filmar algo para pasar el rato. Muchos de ellos se conocían desde la universidad Laurie, Fry, Thompson y Slattery tenían un grupo teatral. Brannagh estaba casado con Thompson, ésta había sido pareja de Laurie en la universidad. Phyllida Law interpreta a Vera, es en la realidad la madre de Thompson. Laurie y Fry habían conocido el éxito con A Bit of Fry and Laurie.

Branagh interpreta a Andrew, un escritor que está casado con la estrella de una mala sit-com norteamericana, se considera a si mismo un fracasado y durante mucho tiempo parece ser que fue alcohólico. Se refugia en el sentido del humor, tan inglés, para no flaquear ante una vida que no es lo que él esperaba, ante un matrimonio que hace aguas, ante el hecho de que le falló a su mejor amigo. Su mujer no tiene desperdicio, la típica estrella televisiva excesiva, llena de inseguridades, cutre y banal.

Emma Thompson interpreta a Maggie, editora de libros de autoayuda, obsesionada con su gato, cuya última pareja se suicidó. Enamorada de Peter, tímida, excéntrica e infantil pero con un corazón tan grande como la enorme mansión donde se encuentra.

Thompson y Branagh cuando aún eran felices

Hugh Laurie e Imelda Staunton son un matrimonio que ha perdido a uno de sus hijos. Un matrimonio en el que ella vive obsesionada con la seguridad, el control y dominada por el miedo, y en el que él intenta seguir adelante con sus vidas por su propio bien y por el del hijo que tienen en común. Su historia es muy conmovedora, sobretodo el momento en el que discuten en la habitación. Como curiosidad decir que años más tarde en Sentido y sensibilidad estos dos volverían a interpretar a un matrimonio.

Sarah es una hermosa mujer que durante toda su vida se ha dedicado a hacer lo que le apetecía sin pensar nunca en las consecuencias. No es capaz de madurar y de establecer una relación estable y sana con otra persona. Descubrimos que la mujer alegre y despreocupada en el fondo no es tan feliz como parece.

Peter, el gran anfitrión, el amigo que hereda la mansión y decide dar la fiesta para reunirse con sus mejores amigos. Peter es un ser tranquilo, educado, afectuoso. Que sin embargo ha dejado la vida pasar sin hacer nada que realmente valga la pena, cosa que su ama de llaves le recrimina. Lo mejor de su vida han sido sus amigos y cuando por fin se reunen se da cuenta de cuanto han cambiado todos, de cómo la vida les ha vuelto más cínicos, más duros... Peter añora los tiempos en los que organizaban actuaciones, en la que vivían despreocupados, en los que aún eran felices.

En el fondo la película es una reflexión sobre lo que esperábamos llegar a ser y lo que realmente somos. Nos enseña que no siempre se consigue lo que se quiere, que cambiaremos aunque no queramos hacerlo, que viviremos cosas buenas y malas pero que lo más importante es mantener a los verdaderos amigos cerca. Suena ñoño pero es cierto. Los amigos son la familia que tú eliges, los que te aceptan tal como eres, los que te quieren en la distancia y en la cercanía, por eso me gusta esta película. Porque todos ellos se quieren y mantener una amistad es una de las cosas más difíciles que se pueden hacer.


3 comentarios:

Crítico en Serie dijo...

Siempre se debe tener a los buenos amigos cerca. Como dices, "suena ñoño pero es cierto". Pero sí, también es difícil mantenerlas. Compaginar pareja, amigos, vida laboral...

¿Por cierto, qué tal tu boda?

;)

Rebeca Sánchez dijo...

Pues ahora mismo estoy en plena fase de histeria, he dejado todo para el último momento (típico) y creo que no me va a dar tiempo a nada. Ni traje tengo aún jejejeje, pero bueno todo saldrá bien. Recemos.

osKar108 dijo...

Muy buena pelicula, que ademas esta retratada de una manera muy real, porque como bien dices "lo más importante es mantener a los verdaderos amigos cerca". Por cierto, el último parrafo me encanta, por eso te he copiado una frase, porque casi siempre necesito cojer frases de alguien que escribe mejor que yo.

LinkWithin



Related Posts with Thumbnails