jueves, 17 de julio de 2008

Buenas noches, Seattle


Una día te plantas delante de tu televisor, es un día normal. Todo bien en el trabajo, todo bien con tu pareja, has hecho la compra, limpiado un poco el caos de tu cuarto, tomado algo con unos amigos y regresado a tu casa para ver una de tus series de televisión favoritas. Sin embargo, en cuanto empieza el episodio te das cuenta de algo horrible que no deja de rondarte la cabeza: es el último episodio.

Tras once temporadas (son muchas), 264 episodios cargados de humor, ironía, saber hacer, romanticismo, pedantería, patetismo y amor. Frasier se despidió de nosotros dejándonos una sonrisa en los labios y un amargo poso de tristeza. Frasier llegó a la televisión en 1993 para dejarnos en el 2004 con ganas de más. Ha sido el spin-off más longevo y famoso de la TV. Desde que el personaje de Frasier Crane apareciera por primera vez en Cheers han pasado más de veinte años.

La serie se inicia cuando el Dr. Frasier Crane, tras divorciarse de la "diabólica" Lilith (Bebe Neuwirth) decide regresar a Seattle para empezar a trabajar como psiquiatra radiofónico. En esta nueva etapa de su vida Frasier se reencontrará con su padre Martin Crane un policía retirado aquejado de cojera con el que terminará compartiendo piso; también se reencuentra con su estirado y pomposo hermano, Niles Crane, otro psiquiatra. A ellos se les unirá la fisioterapeuta de Martin, una inglesa que vivirá en la casa de Frasier llamada Daphne Moon. Y para completar el grupo Roz Doyle, la productora del programa radiofónico de Frasier. No debemos olvidar a Eddie el perro de Martin que establece una curiosa relación de amor-odio con Frasier.

Frasier es una sitcom al uso pero con la capacidad de superar a todas las demás, ya sea por los ingeniosos diálogos, por el insuperable plantel de actores y secundarios, por tener a Marys. Era un reloj de altísima precisión que siempre te sorprendía gratamente. En ningún momento de sus once temporadas decayó el ritmo, la gracia ni el humor. Siempre se mantuvo en lo más alto primando siempre la calidad de un grandísimo producto sobre las modas o tendencias televisivas del momento. Hay muchos momentos de la serie que pasan por derecho propio a la historia de la televisión.

Gran parte del éxito de Frasier se debe a la perfecta elección de los actores y a su gran aportación y magnífico trabajo. Ninguno de ellos desmerece al conjunto y tras tanto tiempo juntos se adivina una relación profesional muy estrecha y un gran conocimiento de la persona junto a la que trabajan, eso facilita la fluidez del grupo, de los gags, de las tensiones dramáticas.

Hablemos del alma de la serie, del Dr. Frasier Crane. Nacido en Seattle en 1952, hijo de Hester y Martin Crane. Debe su nombre a uno de los ratones de laboratorio de su madre. Fue un niño inteligente, debido a ello sufrió el abuso de muchos de los matones del colegio. Su mejor amigo y compañero era Niles.

Frasier es aficionado a la ópera, el teatro y el arte. Detesta los espectaculos deportivos. Estudió psiquiatría en Harvard y Oxford. No se sabe cuando Frasier se estableció en Boston, ahí es donde empieza su participación en Cheers, año 1984. Tras muchas charlas de taberna y un plantón en el altar Frasier se casa con Lilith, que también es psiquiatra. Tuvieron un hijo, Fredrick. Y se divorciaron porque Lilith le engaña. Esto fue en 1993. A partir de aquí Frasier deja Boston para regresar a Seattle. Émpieza a trabajar para la emisora KACL. En un principio no le hace mucha gracia ocuparse de su padre, el perro y tener que contratar a Daphne pero cede. Martin y Frasier discuten frecuentemente y no se parecen en nada, pero a medida que los años pasan la relación entre ambos se va haciendo más y más estrecha. Casi lloro en el episodio final cuando el padre le da las gracias al hijo por todo lo que ha hecho por él.


Frasier es un hombre culto, exquisito y refinado. Elegante y con unas ideas sobre los valores y la moralidad muy elevadas. Adora la ópera e ir al sastre. Le gusta disfrutar de una buena comida en los mejores restaurantes de Seattle, incluso monta un restaurante con Niles. Conduce un BMW que adora. Es egocéntrico y pomposo y bastante cotilla. Suele meterse donde no le llaman siempre creyéndose en posesión de la verdad porque como estudió en Harvard y Oxford... bueno. Su padre tiende a pasar de él cuando se obceca. Cree firmemente que el subconsciente nos domina por eso nada es fortuito, los accidentes no existen y todo sucede por algún motivo. Aunque muchas veces no es así. Se obsesiona con detalles pequeños y absurdos y le da mucha importancia a los sueños. Esa manía por analizar todo conlleva que arruine muchas relaciones y momentos.

No todo son defectos, Frasier es un hombre amable, educado y agradable. En el fondo es una persona insegura que se escuda tras su esnobismo y elegancia para no mostrar la crisis de un hombre de mediana edad que se siente solo y fracasado. Está siempre dispuesto a ayudar a los demás, aunque éstos no lo quieran. Y haría cualquier cosa por su familia y amigos.

Niles Crane es el hermano menor de Frasier, aunque nunca se sabe cual es su diferencia de edad. También sufrió el abuso de los matones del colegio por ser un niño extremadamente sensible y quejica. Desde pequeño desarrolló una fiebre competidora para con Frasier. Sus aficiones son casi idénticas a las de su hermano mayor: la ópera, los buenos restaurantes, la música clásica, los buenos vinos, el arte. Está casado con la nunca vista Maris, un personaje que jamas aparece pero que siempre está en las conversaciones proporcionando mucha información sobre su carácter y dando lugar a muchos de los gags de la serie. Niles y Maris estuvieron casados 15 años pero terminaron divorciándose.


Niles está secretamente enamorado de Daphne y siempre que puede aprovecha para olerle el pelo. Esta pasión por la cuidadora inglesa es una de las fuentes de humor más frecuentes de la serie, hasta que finalmente Niles le declara su amor a Daphne.

Niles tienen muchas fobias, es débil, manático y sangra por la nariz cuando miente. Niles también es psiquiatra y siempre que puede menosprecia el trabajo de Frasier en la radio, en el fondo lo hace porque envidia la popularidad de su hermano. La rivalidad entre ambos da pie a muchos enfrentamientos dialécticos realmente hilarantes.

Martin Crane es el padre de estos dos hombrecillos. Un ex policía de Seattle que recibió un tiro en la cadera, de ahí la cojera. El gran amor de su vida fue la madre de sus hijos, Hester. Aunque no fue un matrimonio perfecto y tuvieron problemas que consiguieron solucionar. Hester muere unos seis años antes del inicio de Frasier. A Martin le gusta la cerveza, los deportes, jugar al póker con sus amigos, es mucho más mundano que sus hijos. Pero también es mucho más sensato que los dos juntos. Suele ayudar a sus hijos en los proyectos sin sentido en los que se embarcan aunque ellos nunca admitirán que la solución se la dio su padre. Quiere a Frasier y Niles con locura, aunque le cuesta expresar sus sentimientos. Es más fácil verle decirle a Eddie te quiero que a sus propios hijos. Suele estar de mal humor y dar voces. Al final de la serie encuentra el amor y vuelve a casarse abandonando así la casa de Frasier y llevándose con él su horrible sofá verde.

Daphne Moon es la fisioterapeuta de Martin, vive en el piso de Frasier. También se ocupa de las labores del hogar. Es inglesa, tiene muchos hermanos. Es bastante rarita, cree en lo paranormal y dice que algunas de las cosas que sueña se cumplen. Suele contar historias familiares bastante perturbadoras. Aunque ella no lo sabe Niles está loco por ella desde que la conoce, es obvio para todos menos para Daphne. Así que para ella el doctor Crane (Niles) sólo es un buen amigo. Aunque cuando descubre que él la ama planta a su novio en el altar (que obsesión tienen los americanos con los plantones en el altar) y se va con Niles, se casan y tienen un hijo.


Una de las anécdotas que más me gustan de este personaje es que durante una temporada la actriz se quedó embarazada así que para justificar su aumento de peso los guionistas decidieron que la ansiedad que le provocó dejar a su novio en el altar le pesa en la conciencia y no para de comer. Delicadamente un día los Crane deciden decirle que esta un poco pasada de peso así que le regalan unas vacaciones en una clínica de adelgazamiento.

Roz Doyle es la productora de Frasier en la KACL. Roz es una mujer atractiva y promiscua. Cada día sale con un hombre distinto. Suele preocuparse mucho por su aspecto. Es una mujer muy profesional y solvente en su trabajo. Aunque en principio ella y Frasier creyeron que no llegarían a simpatizar con el paso del tiempo entre ambos nace una fuerte amistad. Una vez se acostaron pero se dieron cuenta de que era mejor ser sólo amigos. También mantuvo un breve rollo con Bulldog, uno de los compañeros de la radio. Ella y Niles siempre se están lanzando insultos y burlándose el uno del otro. Se queda embaraza de un chico mucho más joven que ella pero decide seguir adelante con el embarazo y tiene una niña. En la última temporada Roz se convierte en la directora de la emisora.


Al final del episodio Frasier se despide de su familia, sus amigos y de sus oyentes con este poema:

Tal vez la corriente nos arrastre
tal vez acariciemos las islas de la felicidad
y si bien, ya no tenemos la fuerza que teníamos para mover cielo y tierra
lo que somos lo somos
debilitados por el tiempo y el destino,
pero fuertes de voluntad
luchar, buscar, encontrar y disfrutar



Buenas noches, Seattle


* más adelante hablaré de los secundarios y de Eddie.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails